VACUNA PARA FAKES

¿Te preocupan los fakes y la posverdad?

¿Te gustaría tener vacuna y protegerte por ti mismo?

Ante la proliferación de fakes, posverdades y las noticias de la creación de un Ministerio de la Verdad en nuestro país, me he animado a escribir los siguientes dos post en favor de la educación, el conocimiento y el desarrollo del pensamiento crítico. Ellos son, en mi humilde opinión, los verdaderos antídotos para cualquier tipo de persuasión, sugestión o manipulación maliciosa, analizar información sesgada o que no te coman el coco para elegir presidente. Si te interesan los efectos de las noticias falsas sobre el individuo y la sociedad, y quieres aprender a protegerte de ellas, estos son tus tsxtos.

«La gente ya no cree en los hechos.»

Noam Chomsky (2018).

En el primer post hablaré de los fakes, la posverdad y el importante papel que las nuevas tecnologías tienen en su actual proliferación. En él introduciré a los avisos que desde el arte se han dado, invitándoos a un juego para descubrir por vosotros mismos.

Tras eso, en el segundo post desarrollaré esos toques de atención que se nos han dado a través de polémicas obras de arte.

Del hecho (fact) al fake solo cambian dos letras.

Introducción al problema:

Verdad y mentira son muy antiguas. Tanto como el origen de los lenguajes, o puede que incluso anteriores a ellos. No hay más que ver al bicho palo o el camuflaje de las sepias, para darse cuenta de que la mentira puede tener interesantes usos adaptativos. Claro que todo depende del punto de vista. Para el pequeño molusco que cae en la trampa y es devorado por la sepia, esa utilidad se transforma en perdición.

Verdad y mentira, como todo en el bipolar mundo humano, tienen usos positivos y negativos y dependerá de las consecuencias que tenga sobre cada uno para ser calificadas con un adjetivo u otro. Por ejemplo, existen las mentiras piadosas y aunque siempre he sido pro verdad, agradezco infinitamente que, por ejemplo, no se haga herida de mis nuevas mollas, aunque sea evidente que cogí unos kilitos de más. Y también agradezco que cuando dos personas no se llevan bien, educadamente se vayan cada uno por su lado. Sus opiniones ya flotan en el ambiente y el silencio es muy elocuente.

Más allá de estos ejemplos sociales, no le veo mucha utilidad a la mentira. Normalmente causa muchos más problemas que los que en apariencia resuelve. En estos ejemplos la verdad es evidente y está frente ambas partes, pero se opta por el disimulo para no hacer sangre. De esta forma ambas partes pueden crecer.

El problema surge cuando, como en el caso de la sepia, la verdad se oculta al resto de involucrados, ya que ahí lo que nos espera es un pico triturador que de una u otra forma mermará al otro.

Si hace crecer a todos los involucrados
Si merma a cualquiera de los involucrados
Ilustración Trump enamorado de sí mismo.

¿Qué son las fakes news y la posverdad?

– Fake News:

En castellano se le solía llamar bulo, que significa “noticia falsa propagada con algún fin.” (ASALE y RAE, n.d.). Mientras, el término fake news, proviene del inglés y significa “false reports of events, written and read on websites” (Oxford Advanced Learner’s Dictionary, n.d.), esto es, informes falsos de eventos, escritos y leídos en sitios web.

Como veis, la palabra inglesa define algo tan antiguo como la falsedad, pero aludiendo a la novedad que suponen los nuevos medios con los que nos comunicamos de forma escrita. Tal ha sido la proliferación de fakes en los últimos años, que el Diccionario de Oxford la seleccionó como Palabra del Año en 2016.

– Posverdad:

Posverdad es una “Distorsión deliberada de una realidad, que manipula creencias y emociones con el fin de influir en la opinión pública y en actitudes sociales.” (ASALE y RAE, n.d.). Es una traducción de la palabra inglesa post-truth, un adjetivo relacionado con circunstancias en las que las personas responden más a sentimientos y creencias que a hechos, “Relating to circumstances in which people respond more to feelings and beliefs than to facts” (Oxford Advanced Learner’s Dictionary, n.d.)

Como veis, en la posverdad, las propias creencias y emociones son más importantes que la mismísima verdad y los hechos en los que se apoya. Posverdad fue otra Palabra del Año en 2016 del Diccionario de Oxford.

Un posible por qué a los fakes.

¿Qué dice Chomsky sobre su posible origen?

Noam Chomsky es lingüista, filósofo y politólogo, además de uno de los pensadores más influyentes de nuestro tiempo. Al hablar del lenguaje del siglo XXI, su cita es obligada.

«La desilusión con las estructuras institucionales ha conducido a un punto donde la gente ya no cree en los hechos. Si no confías en nadie, por qué tienes que confiar en los hechos. Si nadie hace nada por mí, por qué he de creer en nadie.»

Noam Chomsky (Ahrens, 2018).

Así respondió a la pregunta “¿Y así surgen las fake news?” que Ahrens le realizó en su entrevista. En ella también alude al enfado, miedo y escapismo de la sociedad (americana en este caso, pero que bien puede trasladarse a otros escenarios) producto de la precarización de la vida del ciudadano común por culpa del neoliberalismo.

Tampoco olvida el papel de los medios, que muchas veces acaban potenciando estas mentiras subiéndose a esas olas. Al fin y al cabo, todo medio de comunicación busca tener más audiencia. Como cualquier organismo, su primera norma es sobrevivir. Y no se puede olvidar que en los medios además de periodistas hay comunicadores y otros profesionales, cuyo trabajo es generar opinión o que los números den un balance positivo.

Interconexión por las nuevas tecnologías.

Fakes y nuevas tecnologías:

Internet, la enciclopedia del todo y la nada:

Internet y las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) actuales son maravillosas. Gracias a ellas tenemos un acceso masivo y más democrático a la información y nos permiten hablar al instante con personas de todo el globo. De hecho, han permitido que la ciencia, la tecnología y su divulgación se estén desarrollando a pasos agigantados desde hace unas décadas.

Estas tecnologías abrieron las puertas de la era de la información, pero también la de la desinformación. En internet está todo. Lo mismo tienes acceso a las publicaciones de Arno Penzias sobre la radiación del fondo cósmico de microondas, a las bases de datos abiertas del CERN o de hospitales para fomentar la investigación, o puedes ver multitud de vídeos con las extrañas “demostraciones” que pretenden ser científicas, de los terraplanistas.

La biblioteca se ha ampliado exponencialmente, pero las fuentes que tú escojas siempre son responsabilidad tuya.

– Redes, burbujas y algoritmos:

Las redes sociales también son herramientas muy interesantes. Para bien y mal, han transformado nuestros modos de comunicación y relación.

Por ejemplo, nos han permitido mantener buenas relaciones con familiares y amigos que están lejos, compartir infinidad de cosas o contactar con personas interesantes antes inaccesibles. Nos informan con un clic de lo que hacen las asociaciones, museos, galerías… y todo lo que nos gusta. Además, han permitido que difundamos nuestras reclamaciones a empresas, instituciones y administraciones generando un gran eco o posibilitado movilizaciones ciudadanas y estudiantiles sin precedentes. Gracias a ellas nos encontramos en la era del prosumidor (productor + consumidor). Y aunque todavía muchos lo desconocen, el ciudadano común tiene un poder que jamás había tenido.

También tienen sus cosas negativas. Tu vida y milagros quedan expuestos y no siempre quieres los contactos que llegan. Desgastas horas optimizando currículums y redes, mientras sufres los sesgos de los algoritmos. Los seres humanos no siempre quedan para planear cosas buenas. Y like tras like, nos encerramos en burbujas autocomplacientes, la compulsión acción-reacción se dispara a ritmo de tweet, el tiempo de reflexión merma y los hechos pasan a un segundo plano.

Facebook, Google y otros mass media trabajan con algoritmos que tratan de optimizar día a día. Esos algoritmos potencian unas cosas y merman otras, encerrándote en burbujas.

Si te gusta que te personalicen tu experiencia y eres consciente de los sesgos que provocan, genial. Prefiero recibir las noticias del CSIC que no las de Salsa Rosa y me gusta juntarme con grupos a los que les gusta el arte sonoro, la música experimental, la educación o la terapia artística. Pero sé que hay un más allá y soy consciente de que voluntariamente me encierro en círculos que reafirman la idea que tiene mi ego del mundo.

Las redes multiplican y amplifican toda la información. Y en ellas lo emocional es muuuucho más importante que la verdad. De ahí que potencien los fakes hasta límites insospechados.

Otras causas subyacentes de la proliferación de fakes:

Para quien le interese conocer un poco más algunas de las razones que multiplican a los fakes, os remito al interesante artículo de Elías (2018) “Fakenews, poder y periodismo en la era de la posverdad y «hechos alternativos».” donde habla del “sesgo de confirmación”, la “recolección selectiva de evidencias” o de la “paradoja del conspiranoico”.

Ilustración Trump Triunfante.

El ejemplo de Cambridge Analityca:

Seguro que conocéis el caso de Cambridge Analytica. ¿Os acordáis de esa foto en la que salía el CEO de Facebook, Mark Zuckeberg, declarando frente al Congreso norteamericano? Pues fue por entregar a Cambridge Analytica la información de millones de perfiles de Facebook.

Cambridge Analytica demostró que con buena publicidad y una correcta segmentación, con solo manipular a un tanto por ciento ridículo de una población, se puede acabar decidiendo quien será el futuro presidente de USA (ocurrió en las elecciones de 2016) o si Reino Unido sale o no de Europa.

Para haceros una mínima idea podéis leer esta noticia del BBC News, aunque hay infinidad de ellas. Netflix también le dedicó una interesante película documental que os recomiendo que veáis, si queréis conocer cómo se usa la información que gustosamente aportamos en las redes. Se llama “The Great Hack” traducida al español como “Nada es privado” (Jehane Noujaim y Karim Amer).

Cambridge Analytica cerró, pero…

¿Cuántas Cambridge Analytica habrá hoy día, comiéndonos el coco, más o menos disimuladamente, desde todos los rincones del globo?

Si usamos las redes, deberíamos ser conscientes de los beneficios y perjuicios que nos aportan.

Arte y fake: Natividad, un ilustre aviso.

Introducción a los avisos y aprendizajes desde el arte:

Desde el arte, hace años que se analizan estas problemáticas. Los análisis más mordaces provienen de polémicas obras plásticas que resonaron en todo el globo. Hagamos un juego. Buscad “perro Habacuc” en Google y si queréis, podéis comentarme vuestras impresiones sobre este artista. Y en el siguiente post, que es la continuación de este, os enseñaré los entresijos de su polémica obra.

Gran Hermano.

Ministerios de la Verdad:

– El Ministerio de 1984:

Al oír estas palabras no puedo evitar acordarme del Ministerio de la Verdad de la obra 1984 de George Orwell (1949), en cuya fachada podían leerse las consignas del Partido Único. Frases que obviamente buscaban beneficios para el Partido, no para la sociedad y sus individuos.

La guerra es paz.

La libertad es esclavitud.

La ignorancia es fuerza.

1984 es una novela de ficción distópica de gran carga política. Popularizó los conceptos del Gran Hermano y la policía del pensamiento. Esta obra puso el dedo en la llaga de la vigilancia masiva, la sociedad auto vigilante, del lavado de cerebro y de la manipulación y el control de la información.

Ni si quiera la imaginación de Orwell hubiera podido imaginar un Gran Hermano como el que sufrimos hoy día, del que, en gran parte, nos encargamos nosotros mismos con las redes sociales.

El Ministerio de la Verdad se encargaba de reescribir la historia. Para ello vigilaban, controlaban, manipulaban, inventaban e incluso destruían la información real para que las nuevas “evidencias” cuadrasen con la versión oficial, estableciendo así una nueva posverdad. En ella 2+2=5 y ni hechos, ni sentidos, ni intelecto podían rebatir las Verdades del Partido.

El Big Brother contemporáneo.

– El Ministerio de la Verdad en España:

El pasado 5 de noviembre salió en el BOE «Orden PCM/1030/2020, de 30 de octubre, por la que se publica el Procedimiento de actuación contra la desinformación aprobado por el Consejo de Seguridad Nacional». De esta forma, al día siguiente el Gobierno, a través del popularmente conocido “Ministerio de la Verdad”, comenzó a luchar contra lo que ese organismo considera desinformación.

En teoría, su principal fin es evitar casos como el Cambridge Analytica y otras desinformaciones con fines políticos y desestabilizantes. Los fakes y la posverdad se han convertido en problemas de Seguridad Nacional e incluso Comunitaria. De hecho, el Ministerio de la Verdad tiene el visto bueno de la Comisión Europea. No pasa lo mismo con la prensa o ciertos sectores de la educación.

Quiero dejar claro, que esto no es un tema de izquierdas, derechas o centro. En la anterior legislatura ya se plantearon cosas similares, mientras la oposición ponía el grito en el cielo. Ahora se han cambiado los papeles y los que dijeron digo dicen Diego o ciego o llego.

Cuando uno quiere conocer realmente el comportamiento de un grupo ante ciertas ideas, una manzana ante la gravedad o el de las abejas frente al cambio climático, siempre hay que analizar los hechos. “Enviéndolo” se dice en tierras castellanas, precisamente porque “a las palabritas se las lleva el viento”. Y es que en los hechos es donde queda impreso el hacer de cada uno.

En busca del rastro de los hechos.

Los profesionales de la verdad tradicionales y contemporáneos:

Lo cierto es que ya hay profesionales de la verdad, se llaman periodistas, historiadores y científicos, y sus discursos se basan en hechos contrastados gracias al método científico. El método periodístico también se basa en el método científico y tiene su origen en él.

Además, los buenos profesionales te advertirán de que lo que están diciendo es su interpretación y te indicarán los datos, los hechos e información contrastados, sus fuentes y su metodología para analizar esa información y llegar a esas conclusiones. Así te permiten poner en contexto esa interpretación e ir a sus fuentes para conocer, verificar por ti mismo y que saques tus propias opiniones bien-informadas.

Hoy día han aparecido nuevos profesionales, los fact cheeckers o agencias de verificación de noticias, que deben basarse en los principios del IFCN (International Fact Checking Network) y superar una evaluación anual para poder formar parte de la red. En España solo Newtral, Maldita, AFP y EFE Verifica son parte de esta red. Aunque con esta última hay un poco de polémica. Un poco más adelante os señalaré donde poder conocer más de ella.

Si quieres conocer más sobre ellas puedes dirigirte a la web del IFCN, donde puedes ver sus principios e incluso las evaluaciones que hacen a esas agencias.

La investigación es la que encuentra qué es cada cosa.

Una vacuna real: la necesaria alfabetización mediática y el desarrollo del pensamiento crítico.

«Si conoces a los demás y te conoces a ti mismo, ni en cien batallas correrás peligro; si no conoces a los demás, pero te conoces a ti mismo, perderás una batalla y ganarás otra; si no conoces a los demás ni te conoces a ti mismo, correrás peligro en cada batalla.»

Sun Tzu, El Arte de la Guerra, capítulo III.

– Pensamiento Crítico:

Estoy de acuerdo con que la proliferación de fakes y posverdades, así como la merma del pensamiento crítico son complejos problemas de nuestra sociedad a los que debemos facilitar solución. También coincido con que el trabajo periodístico se ha hecho más complejo al tener que lidiar con las nuevas vías de información y comunicación del s.XXI. Pero que un gobierno, sea del tipo que sea, tenga control alguno sobre la información que nos llega, no me parece la respuesta.

¿Quién controlará que el Ministerio de la Verdad diga la verdad? ¿Qué metodología usarán para distinguirla y mostrárnosla? Y aún más importante ¿qué será la verdad para ese Ministerio? En el de Orwell la verdad era la mentira y la mentira verdad.

– Alfabetización mediática:

Además del pensamiento crítico, el análisis de la información y los principios del método periodístico o el científico, también es necesaria una educación mediática. Los medios de información y comunicación han evolucionado con las nuevas tecnologías y es importante conocer por donde nos movemos para no andar a ciegas.

Hasta las grandes empresas tecnológicas saben que deben promover una educación que permita conocer los nuevos medios que ellas mismas han creado, y facilitar una rápida verificación de la información que a través de sus redes se mueve.

Iniciativas como Google Digital News Initiative, Facebook Journalism Project o News Integrity Initiative son ejemplo de esto. Al igual que el creciente apoyo que poco a poco van dando a las agencias de verificación.

E incluso para las agencias de verificación, resulta fundamental la alfabetización mediática y el enseñar a analizar la información y a pensar por uno mismo.

Cristina Tardáguila, Directora Adjunta de la IFCN ha señalado esto. Puedes leerlo por ejemplo en la entrevista que le hizo Ignacio Encabo (2020). También podréis encontrar un recordatorio de que nada es perfecto y que la evaluación de estas agencias es anual, por lo que incluso a ellas hay que mirarlas con ojo crítico.

Conclusiones:

Tú aquí. Tú allá.

Ante todo esto, aprender el arte de la pesca en el océano de noticias actual parece una alternativa mucho más inteligente y resolutiva que el que te regalen un ilustre bogavante o una triste panga.

No se puede evitar que la gente mienta, diga medias verdades o intente manipular. Cada uno es libre de hacer, decir y creer lo que quiera. La mentira siempre estará ahí y frente a ella, uno debe decidir si comérsela sin pensar o ponerla en tela de juicio.

Vengan verdades o mentiras. Ante cualquier información, para mí lo más cabal es buscar, analizar, pensar y deducir por cuenta propia. Luego toca decidir conscientemente si lo tomo como cierto o no y en qué grado.

En vuestro caso, tendréis que tomar vuestra propia decisión.

¿Os atrevéis a decidir?

¿Preferís mojaros?

¿Y qué pensáis de Habacuc?


Referencias:

Chomsky, N (2018). “La gente ya no cree en los hechos”, en El País. Babelia (10 marzo) https://elpais.com/cultura/2018/03/06/babelia/1520352987_936609.html

ASALE, R.-, RAE, n.d. bulo | Diccionario de la lengua española [WWW Document]. «Diccionario de la lengua española» – Edición del Tricentenario. URL https://dle.rae.es/bulo (accessed 11.11.20).

Oxford Advanced Learner’s Dictionary, n.d. fake-news noun – Definition, pictures, pronunciation and usage notes | Oxford Advanced Learner’s Dictionary at OxfordLearnersDictionaries.com [WWW Document], n.d. URL https://www.oxfordlearnersdictionaries.com/definition/english/fake-news (accessed 11.11.20).

ASALE, R.-, RAE, n.d. posverdad | Diccionario de la lengua española [WWW Document]. «Diccionario de la lengua española» – Edición del Tricentenario. URL https://dle.rae.es/posverdad (accessed 11.11.20).

Oxford Advanced Learner’s Dictionary, n.d. post-truth adjective – Definition, pictures, pronunciation and usage notes | Oxford Advanced Learner’s Dictionary at OxfordLearnersDictionaries.com [WWW Document], n.d. URL https://www.oxfordlearnersdictionaries.com/definition/english/post-truth (accessed 11.11.20).

Ahrens, J.M., 2018. Noam Chomsky: “La gente ya no cree en los hechos.” El País. Babelia (10 marzo). [WWW Document], URL https://elpais.com/cultura/2018/03/06/babelia/1520352987_936609.html (accessed 11.11.20).

Elías, C., 2018. Fakenews, poder y periodismo en la era de la posverdad y ‘hechos alternativos.’ IE 19–24. [WWW Document], URL https://doi.org/10.12795/Ambitos.2018.i40.04 (accessed 11.11.20).

George Orwell (1ª ed. 1949) 1984. Barcelona, Destino, 2000.

Newtral – Periodismo, fact-cheking, tecnología y datos [WWW Document], n.d. Newtral. URL https://www.newtral.es/ (accessed 11.19.20).

Maldita.es — Periodismo para que no te la cuelen – Creamos herramientas periodísticas para que no te la cuelen: Maldita Hemeroteca, Maldito Bulo, Maldita Ciencia y Maldito Dato [WWW Document], n.d. Maldita.es — Periodismo para que no te la cuelen. URL https://maldita.es/ (accessed 11.19.20).

AFP.com [WWW Document], n.d. AFP.com. URL https://www.afp.com/es (accessed 11.19.20).

EFE Verifica | Agencia EFE [WWW Document], n.d. http://www.efe.com. URL https://www.efe.com/efe/espana/efeverifica/50001435  (accessed 11.19.20).

IFCN Code of Principles [WWW Document], n.d. URL https://www.ifcncodeofprinciples.poynter.org/  (accessed 11.19.20).

IFCN Code of Principles [WWW Document], n.d. URL https://www.ifcncodeofprinciples.poynter.org/signatories  (accessed 11.19.20).

“La falta de una definición de fake-news permite a los Gobiernos acercarse a la censura” [WWW Document], 2020. El Independiente. URL https://www.elindependiente.com/politica/2020/04/25/la-falta-de-una-definicion-de-fake-news-permite-a-los-gobiernos-acercarse-a-la-censura/  (accessed 11.19.20).

Iconos de flaticon y freepick. Foto de Cambridge Analytica de Wikimedia Commons. El resto de fotos provienen de pexels y pixabay, algunas de las cuales han sido utilizadas para generar imágenes nuevas con mayor valor plástico, edición de Rocío Silleras-Aguilar.


Rocío Silleras-Aguilar

PhD in Fine Arts, specialist in plastic and sound art. Expert in Artificial Intelligence and Big Data.

  • AMIT
    En este post quiero presentaros a la Asociación de Mujeres Investigadoras y Tecnólogas (AMIT). Con ello quisiera animar a esas jóvenes y no tan jóvenes científicas y tecnólogas, a que den más visibilidad a su trabajo gracias a la base de datos de mujeres científicas y tecnólogas. Por otro lado, también es un Hola! Aquí estamos ; ) La ciencia es un camino complejo y aunque a veces te sientas un poquito sola, la verdad es que somos muchas. Si quieres tener más visibilidad o tricotar un red de contactos científicos, este es tu post.
  • #NoMoreMatildas
    Esa es la “curiosa” pregunta y la triste conclusión planteadas desde la Asociación de Mujeres Investigadoras y Tecnólogas (AMIT) en su genial y necesario proyecto #NoMoreMatildas. Una reivindicativa campaña que trata de denunciar las consecuencias del Efecto Matilda, recuperar el importante papel de científicas de referencia y con ello, tratar de inspirar y fomentar esa vocación científica y tecnóloga en niñas y adolescentes para paliar la brecha de género que se produce en estas áreas. Si te gustan la ilustración o el comic, eres docente, te parece justo visibilizar los aportes de las científicas en la ciencia o quieres aportar referentes STEM a amigas, hijas, sobrinas, nietas… para que cumplan sus mayores sueños, este es tu post.
  • Efecto Matilda
    El Efecto Matilda, ha tenido un importante impacto en la vida de muchas científicas. Muy poca gente lo conoce, pero su efecto se sigue notando hoy día. Si te interesa recuperar el importante papel de científicas de referencia y con ello, tratar de inspirar y fomentar esa vocación científica y tecnóloga de las jóvenes para paliar la brecha de género que se produce en estas áreas y para que cumplan sus mayores sueños, este es tu post.
  • ARTE VIRAL, UNA FAKE-VACUNA
    Continuación del post Vacuna para fakes. Ante la proliferación de fakes, posverdades y Ministerios de la verdad, he escrito dos publicaciones en favor del desarrollo del pensamiento crítico y el propio conocimiento. Si te interesan los efectos de esta moderna pandemia, quieres aprender a protegerte y te gusta el arte reivindicativo que golpea a la sociedad con enormes dosis de realidad, este es tu post.
  • VACUNA PARA FAKES
    Artículo que propone la enseñanza del método científico, la educación mediática y el desarrollo del pensamiento crítico como vacuna contra los fakes y la posverdad.

coment

2 comentarios en “VACUNA PARA FAKES

  1. Gracias Julian! En artes tenemos la suerte de analizar en profundidad la sociedad en que vivimos y los medios que hay en ella. Como bien dices, la mayoría no tiene tiempo, así que me pareció importante facilitarles un poco estas cosas… Muchas gracias por tu comentario!

    Me gusta

  2. La era de la sobreinformación trae consigo este tipo de problemas. Qué guay que hables del tema y que lo expliques para todas aquellas personas que pueden no ser conscientes de todo lo ‘fake’ con lo que nos bombardean a diario. ¡Gran post, Rocío!

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .